¿Textos con errores?

No olvide que sus escritos hablan por usted. Todo lo que publica se vuelve una carta de presentación.

En corrihelo perfeccionamos sus textos.

La corrección de estilo es la respuesta.

Trabajamos con diligencia y prontitud para que sus textos hablen bien de usted.

En el tono apropiado, observando las normas ortográficas y gramaticales, y empleando un estilo adecuado a la naturaleza de la información y de la fuente.

Nos respaldan más de 18 años de experiencia exitosa.

Textos académicos, literarios, gubernamentales, comerciales, técnicos y organizacionales, además de contenido digital (Web, SMS, mailing y social media).

Deje una buena imagen en sus lectores, ¡envíenos su texto!

Los textos bien escritos son portadores exitosos de las ideas que usted desea transmitir, a la vez que amplifican su buena reputación. ¡Contáctenos!

martes, 12 de mayo de 2015

Congresista propone multar a medios por faltas ortográficas

Ocurrió a finales del año recién pasado. El congresista peruano Marco Tulio Falconí, presentó un proyecto de ley para que el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (INDECOPI), revise la ortografía de diarios, revistas, semanarios, libros y anuncios públicos o publicitarios, debido al “daño que causan a la cultura con los errores ortográficos”.

En la fórmula legal se señala que el INDECOPI “recibirá las denuncias o actuará de oficio en la verificación” de los errores ortográficos.

“Los periodistas deben actuar con responsabilidad, y una de sus responsabilidades es la correcta redacción y el uso adecuado del lenguaje”, recuerda el proyecto en su exposición de motivos.

Desconocemos la trayectoria del congresista y la valoración que de él hacen los electores. Es por eso que, más allá de que pudieramos hacer algunas observaciones pertinentes sobre el estilo del texto que en su momento presentó al congreso, no ahondaremos en elucubraciones sobre las motivaciones personales ni sobre las capacidades del funcionario. Pero si podemos asegurar que la curiosa noticia que leímos en el medio peruano El comercio, no pasó desapercibida para nosotros. Seguramente no somos pocos los que alguna vez nos hemos preguntado qué se puede hacer cuando los medios, en vez de educar, propagan una forma incorrecta de escritura. 

Hay suficientes razones de peso para que redactores y editores traten con suma responsabilidad y cuidado los textos que han de publicar en un medio de alcance masivo. Sin embargo, todo parece indicar que hay muchas personas en el gremio periodístico que ejercen su profesión de manera laxa y displicente. Nunca se debe perder de vista que escribir bien es una forma de respeto para el lector, que al mismo tiempo asegura la trasmisión efectiva del mensaje, inspira una mayor confianza en la información y otorga una buena imagen al medio.

Es lamentable que con bastante frecuencia encontremos errores ortográficos, incluso graves, en los medios de prensa que leemos. Para empeorar las cosas, muchos de estos medios escritos son de gran tiraje y circulación, lo que expone a demasiados lectores a los yerros de sus publicaciones.

Como ingrediente adicional, podemos mencionar que hay muchísimas personas que no leen otra cosa sino el periódico. Esto pone en relieve el hecho de que los medios escritos tienen un alto grado de responsabilidad como agentes educadores y formadores de la sociedad en que se mueven.

Al margen de los métodos y sus implicaciones, creemos que el caso del congresista peruano, puede abrir un interesante debate sobre el trabajo que hacen o dejan de hacer los gobiernos de nuestros países por vigilar la calidad de redacción de las publicaciones que consumen nuestros pueblos; esclareciendo a la vez, los límites y los alcances que las autoridades competentes pueden justificar en este esfuerzo.

miércoles, 6 de mayo de 2015

Inglaterra, Reino Unido y Gran Bretaña no son lo mismo



Inglaterra, Reino Unido y Gran Bretaña no son sinónimos: los tres nombres se refieren a entidades geográficas diferentes.

El nombre oficial de este país es Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, aunque lo habitual es utilizar su forma corta: Reino Unido.

Gran Bretaña no es sinónimo de Reino Unido; Gran Bretaña está formada por Inglaterra, Escocia y el País de Gales, mientras que el Reino Unido comprende Gran Bretaña e Irlanda del Norte; no resulta aconsejable, pues, utilizar Inglaterra o Gran Bretaña para referirse al Reino Unido.

Sin embargo, en algunos medios se emplean indiscriminadamente estos términos para aludir al Reino Unido: «Elecciones en Inglaterra, las más inciertas de la historia», «Los disturbios del pasado agosto en Inglaterra fueron los peores que haya visto el país en las últimas décadas» o «La economía de Gran Bretaña, al borde de la recesión».

En esos ejemplos, y si las elecciones, la crisis y los incidentes a los que se alude afectan al conjunto del país, lo adecuado habría sido escribir: «Elecciones en el Reino Unido, las más inciertas de la historia», «Los disturbios del pasado agosto en el Reino Unido fueron los peores que haya visto el país en las últimas décadas» y «La economía británica, al borde de la recesión».

En lo que respecta al gentilicio, resulta más adecuado el término británico, que engloba a los ingleses, los escoceses, los galeses y los norirlandeses.

Fuente: Fundéu|BBVA.

 
Google+