martes, 30 de junio de 2015

Redacción en Internet, uso correcto de la letra 'k'

La letra 'k' no se usa para "ahorrar" tiempo y esfuerzo
Nadie pone en duda las ventajas de la era de la modernidad, que nos permiten transportarnos rápidamente de un lugar a otro, tener una comida caliente en cosa de minutos, ver la transmisión de un partido de fútbol en directo y mantener una comunicación remota en tiempo real. Sin embargo, parece que la constante búsqueda de la inmediatez, se ha vuelto una excusa para "ahorrar" tiempo y esfuerzo hasta en la escritura, sobre todo cuando es en Internet y desde dispositivos móviles.

Es perturbador notar que cada vez es más común que la gente escriba 'ke' en lugar de 'que', 'kiero' en lugar de 'quiero', y 'xk' en lugar de 'porque'. Y la lista sigue.

¿Puede llamarse ahorro a semejante sacrificio en la calidad de nuestros textos? ¿No es más apropiado entenderlo como una penosa demostración de indolencia? 

Se entiende, por supuesto, que al escribir en Internet cada palabra cuenta. Un tuit o un mensaje de texto consta de unos 140 caracteres, y eso supone usar abreviaturas permitidas e implantar algún grado de economía verbal. En todo caso, redactar contenido digital implica la capacidad de decir lo suficiente, con claridad y en pocas palabras. Pero la optimización de un texto no significa que se tiene licencia para transgredir las normas y degradar la redacción.

No olvidemos que todo texto dice mucho de quien lo ha escrito, formando una opinión en sus lectores. De modo que no vale la pena "ahorrar" ni escatimar cuando de escribir bien se trata. Las cosas bien hechas toman su tiempo.

¿Cuál es el uso correcto de la 'k'?

La letra 'k', undécima del alfabeto español, es una consonante que siempre antecede a una vocal. Toda vez que no esté al inicio de una palabra, irá entre dos vocales. 

La 'k' nunca debe usarse para reemplazar la 'c' en las sílabas "ca", "co" y "cu". Tampoco es un sustituto válido para la 'q' en las sílabas "que" y "qui". La ´k´se emplea únicamente en palabras y nombres propios de origen extranjero:

kilo (procedente del griego)
karateka, karaoke (procedentes del japonés)
kiwi (procedente del maorí)
koala (procedente del dharug australiano)
Kurt, Katherine, Katrina, Karla, Kevin (nombres propios en otras lenguas)

En conclusión, y sin importar cuan "ahorrativo" resulte y que tan popular se haya vuelto su uso en palabras en español, el empleo de la letra 'k' en sustitución de las letras 'c' y 'q' es incorrecto. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Google+