¿Textos con errores?

No olvide que sus escritos hablan por usted. Todo lo que publica se vuelve una carta de presentación.

En corrihelo perfeccionamos sus textos.

La corrección de estilo es la respuesta.

Trabajamos con diligencia y prontitud para que sus textos hablen bien de usted.

En el tono apropiado, observando las normas ortográficas y gramaticales, y empleando un estilo adecuado a la naturaleza de la información y de la fuente.

Nos respaldan más de 18 años de experiencia exitosa.

Textos académicos, literarios, gubernamentales, comerciales, técnicos y organizacionales, además de contenido digital (Web, SMS, mailing y social media).

Deje una buena imagen en sus lectores, ¡envíenos su texto!

Los textos bien escritos son portadores exitosos de las ideas que usted desea transmitir, a la vez que amplifican su buena reputación. ¡Contáctenos!

martes, 5 de diciembre de 2017

Decálogo del buen redactor de textos

¿Tienes un proyecto de escritura? ¿estás haciendo tu tesis? ¿necesitas ayuda para redactar un texto?

Aquí te presentamos 10 consejos útiles para obtener un óptimo resultado:

1. Cuanto más leas, mejor escribirás. 

La lectura te da el acervo, el léxico y la estructura mental adecuada para formar textos de buena calidad. No pares de leer, pronto verás los resultados.

2. No escribas si no tienes las ideas claras.

Estar seguro de lo que se va a escribir, es la mejor manera de hacerlo bien. Cuando no tienes idea de lo que estás escribiendo, tus lectores lo notarán de inmediato.

3. Ten siempre presente a quién te diriges.

Visualiza a tus lectores, conócelos, descríbelos mentalmente. De esa manera les podrás enviar un mensaje claro y directo.

4. El mejor orden de una frase es el lógico: sujeto, verbos y complementos.

Siempre hay que recurrir a las reglas básicas de gramática. Leer un poco sobre estas reglas estaría bien para tener una base mínima de donde partir.

5. Las frases largas solo conducen a la confusión.

Hay que ordenar bien las ideas antes de plasmarlas en el texto, para que sean puntuales y poco enredadas. Un mensaje muy largo puede confundir al lector o hacer que pierda el interés y abandone la lectura.

6. Ten cuidado con la utilización de la voz pasiva.

Voz activa.- En este tipo de oraciones, la voz activa expresa la acción del sujeto en la oración, así en la oración “Alicia pinta su casa”, la acción de pintar la realiza Alicia por medio del verbo pintar.

Voz pasiva.- En este tipo de oraciones, la voz pasiva expresa una acción pero no la realiza directamente el sujeto, sino que el verbo se aplica al predicado así en la oración “La casa es pintada por Alicia”, la acción del verbo recae en el predicado que en este caso es la casa.

Por tanto, hay que prestar atención a esta regla para hacer más legible el texto.

7. Intenta evitar el exceso de adjetivos.

No es necesario abusar de los adjetivos. Con el adjetivo correcto se puede lograr la intensión deseada.

8. No te enamores tanto de tu texto que seas incapaz de distanciarte de él.

Hay que tener la habilidad de borrar y reescribir para pulir el mensaje. Escuchar observaciones y sugerencias es de sabios.

9. No tengas miedo de eliminar lo accesorio; tachar es bueno.

Hay que revisar si estamos repitiendo o explicando las ideas. No hay que subestimar a los lectores.

10. Relee, revisa y ¡corrige!

Nunca envíes un texto sin darle una segunda o tercera leída. Hay que revisar si el mensaje está claro y limplio. Y por supuesto, siempre te puedes apoyar por un corrector de estilo.

¡Déjanos ayudarte! 

www.corrihelo.com
corrihelo@gmail.com


 
Google+